Relato corto: Mis últimas palabras

Así acaba todo.

Ante mí, nada más que la inmensidad del espacio. Infinito. Vacío.

Supongo que siempre me imaginé el espacio distinto, lleno de estrellas luminosas, nubes de gas que medían miles de kilómetros, planetas, anillos…

¡Malditas fotos! Una de las primeras cosas que aprendes antes de viajar al espacio es que las cosas no son como te pensabas. El espacio es vacío, oscuro, frío y prácticamente infinito. Pero una parte de ti, la parte que te ha impulsado a llegar hasta ahí mantiene esa visión platónica sobre el espacio de las películas de ciencia ficción. Continúa leyendo Relato corto: Mis últimas palabras

Anuncios